No product at this time

categories
Aceite de CBD Full Spectrum, Broad spectrum y aislado en OFERTA

Aceite de CBD

Filtros activos

Aceite de CBD para dolores, insomnio, estrés o ansiedad

Ya habrás oído hablar en más de un sitio, web, noticia, publicación en redes sociales… en cualquier parte, que el aceite de CBD tiene ciertas propiedades medicinales que funcionan muy bien para paliar dolores y malestar generado por algunas enfermedades, así como para reducir el estrés, la ansiedad o para ayudar con problemas del insomnio.

Para ser más concretos, el CBD o cannabidiol es una molécula natural extraída de la planta del cannabis que actúa en el sistema endocannabinoide a través de los receptores CB-1 y CB-2 y podemos decir que es una sustancia psicoactiva pero no se le considera una sustancia psicotrópica.
El CBD es uno de los cannabinoides más abundantes en el cannabis, junto al THC, su hermano peligroso y que se ha ganado mala fama, ya que si produce efectos psicotrópicos y puede desencadenar episodios de esquizofrenia en personas con predisposición a ella. Al contrario que el THC, el CBD es una sustancia altamente inofensiva para el cuerpo humano, al que se le asocian muchas propiedades medicinales o terapéuticas y cada vez se le encuentran más y más usos.

¿Cuáles son las propiedades terapéuticas del CBD?

En los últimos años han proliferado la cantidad de estudios realizados en torno al CBD y cómo ayuda o puede ayudar al cuerpo humano en el tratamiento de ciertas enfermedades así como para reducir los efectos o las molestias causadas por ellas.
Se puede afirmar con cierta calidad científica que las propiedades más destacables que se conocen son las siguientes:
- Efecto antiinflamatorio: reduce las inflamaciones del cuerpo, lo que ayuda a reducir a su vez los dolores, ya que en la mayoría de los casos estos se producen por alguna inflamación.
- Efecto analgésico: reduce la sensación de dolor producida por inflamaciones, traumas, migrañas, enfermedades como artritis, etc…
- Efecto neuroprotector: protegen el sistema nervioso de deterioros provocados por enfermedades como alzheimer, parkinson, o esclerosis múltiple.
- Efecto anticonvulsivante: bloquea los canales de sodio, reduciendo el disparo neuronal de alta frecuencia.
- Efecto antioxidante: reduce las sustancias químicas que introducen agua en las células, evitando su oxidación y deterioro.
- Efecto antiemético (anti náuseas): reduce la sensación o ganas de querer vomitar.
- Efecto antitumoral: reduce el crecimiento anormal de células en el cuerpo.
- Efecto ansiolítico: reduce los síntomas de la ansiedad
- Efecto antipsicótico: alivian los síntomas psicóticos como la conducta desorganizada, las alucinaciones o los delirios, y reduce la probabilidad de recaída y la intensidad de los síntomas.

¿Para qué enfermedades es recomendado el uso del aceite de CBD?

Gracias a todas los efectos que hemos mencionado previamente, el CBD se puede considerar una molécula increíble que ayuda con una gran cantidad de enfermedades y molestias, como pueden ser:
- Ansiedad, estrés, insomnio: el aceite de CBD ayuda a combatir los efectos causados por la ansiedad y el estrés, como a combatir el insomnio o a mantener el cuerpo más relajado.
- Enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis, la enfermedad de Crohn o enfermedades que produzcan inflamaciones del sistema digestivo.
- Enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, el Alzheimer o la esclerosis múltiple.
- Epilepsia, psicosis, trastorno de autismo: reduce los efectos y la probabilidad de nuevos episodios.
- Ayuda a superar las dependencias químicas, como a las drogas, alcohol…
- Como tratamiento antitumoral y acompañamiento de la quimioterapia, reduciendo la propagación de células cancerígenas y aliviando las molestias ocasionadas por el proceso de la quimioterapia.

¿Qué aceite de CBD es el adecuado para cada persona?

Como puedes imaginar, cada persona es diferente y por lo tanto no le afectará de la misma forma. La cantidad recomendable de aceite de CBD depende del tamaño de la persona, de su metabolismo, de si es nervioso o calmado…
Desde Total CBD recomendamos buscar el equilibrio en función de la necesidad de cada persona, ajustando poco a poco la dosis óptima.
Lo primero que debemos hacer es diferenciar entre los tres tipos de aceite de CBD que se comercializan y que disponemos en Total CBD.
Cada uno de ellos tienen distintos procesos de fabricación y características un poco diferentes, los explicamos a continuación:

Aceite de CBD Full spectrum o espectro completo

Se trata del aceite de CBD más natural. Se extrae directamente de las plantas de cannabis con su correspondientes cannabinoides. No se altera su composición y tan solo se controla que los niveles y proporción de los cannabinoides sea la deseada. Esto encarece el producto ya que los lotes que superan el 0,2% de THC se desechan.
Contiene todos los cannabinoides de la planta, los cuales son el CBD, CBG, CBC, CBDv, y THC en niveles inferiores a 0,2%.
El hecho de contar con todos estos cannabinoides hace que se consiga el llamado efecto séquito, denominado así por la sinergia que hacen entre ellos, obteniendo un mayor y más duradero efecto.
Se recomienda a las personas que el aislado de CBD no es suficiente, a aquellos a los que se les recomienda cierta proporción de THC y CBD, y que tengan aceptación por el THC.
Disponible en concentraciones de 10% y 20%, aconsejamos utilizar el 10% a aquellas personas que tengan una leve molestia o insomnio, mientras que recomendamos el 20% a aquellas personas con altos niveles de dolor o de ansiedad, gente que sufra mucho y realmente necesite una liberación.

Aceite de CBD Broad spectrum o amplio espectro

Se trata de aceite de cáñamo al que le añaden cannabinoides extraídos mediante procesos de alta presión de CO2.
Tiene la ventaja de que se puede aislar las moléculas de THC al 100%, de tal manera que es un aceite libre completamente de la molécula con efecto psicotrópico.
Contiene altos niveles de CBD en la proporción indicada, así como otros cannabinoides como el CBC, CBG o el CBDv. Se incorporan al aceite para conseguir el famoso efecto séquito previamente citado, aunque la ausencia de THC hace que no consiga la misma eficiencia que el aceite de Full spectrum.
Indicado para aquellas personas que necesiten beneficiarse del efecto séquito y el aislado de CBD no sea suficiente, aquellos que tengan sensibilidad al THC, limitaciones legales en torno al THC, o usuarios nuevos que se muestren reticentes al THC.
Disponible en concentraciones de 5%, 10% y 20%, aconsejamos escoger una mayor concentración en función de las molestias o del nivel de ansiedad al que nos enfrentemos.
Buscaremos el equilibrio para tomar el menor número de gotas a ser posible.

Aceite de CBD, extracto o aislado de CBD

Se trata del aceite de CBD más puro, ya que se eliminan todos los restos vegetales y se añaden los cannabinoides (en este caso solo CBD), en la concentración deseada.
Indicado para personas que necesiten altas concentraciones de CBD, o a aquellas personas que tengan prejuicios, limitaciones legales o estén sometidos a pruebas de drogas regularmente.
Es el tipo de aceite más suave en cuanto a efectos, aunque se puede encontrar en distintos porcentajes de concentración.
Disponible en 5%, 10%, 20% y hasta 30% para aquellos que buscan concentraciones altas de CBD (este último se prepara en aceite de MTT de coco ya que conserva mejor la molécula de CBD).
Aconsejamos empezar por concentraciones intermedias e ir aumentando la concentración o disminuyéndola en función de la necesidad de cada persona.

¿Cómo tomar el aceite de CBD?

Se aconseja verter 1 o 2 gotas debajo de la lengua (sublingualmente) y dejarlo reposar durante al menos 45 segundos para que se absorba rápidamente a través de los capilares. De esta forma se consigue un efecto más profundo e inmediato.
Inconscientemente se tiende a salivar y a tragar, por lo que hay que centrarse en mantenerlo debajo de la lengua durante un minuto aproximadamente.
También se aconseja mantener un consumo constante, ya que sus efectos comienzan a ser más evidentes al cabo de 3-4 días desde la primera toma.
Aconsejamos tomar las gotas por la noche si es el caso de alguien que tenga dificultades para dormir por ansiedad, estrés, insomnio…
Por otra parte aconsejamos tomar un par de gotas por la mañana y otro par por la noche a aquellas personas que busquen reducir las molestias ocasionadas por las enfermedades previamente mencionadas.
El efecto dura unas 6-8 horas y se metaboliza en el hígado, por lo que no merece la pena tomar muchas gotas ya que el propio hígado no será capaz de metabolizarlo y sería como tirarlo a la basura, encima sobrecargando más nuestro cuerpo.